Tablero de instrumentos del Boeing 737

Tablero de Instrumentos del Boeing 737

El detalle de cada instrumento importante lo veremos más tarde, por ahora, simplemente, su ubicación.

La siguente imagen tiene los instrumentos reemplazados por cuadros con los nombres o abreviaturas de los instrumentos.

Nótese en la parte superior del tablero, sobre el indicador de ajuste fino del timón de profundidad, una punta de flecha. Ese es, aproximadamente, el medio del tablero. A veces, carreteando, se hace difícil seguir el centro de la pista, pues la distribución asimétrica del tablero confunde la perspectiva.

El instrumento más grande, abajo, un poco a la izquierda del centro le llaman HSI. Inmediatamente a su izquierda, más pequeño, está el RMI. Ambos lo veremos más en detalle.

A la izquierda del RMI hay varios instrumentos, el de aguja es un reloj de tiempo transcurrido. La aguja marca los segundos, el número en la mitad superior del dial, los minutos. El número de abajo es propio del simulador, e indica la velocidad de simulación. En los trayectos largos es muy tedioso esperar las horas que podría durar un vuelo. Si se hace click con el mouse a la derecha del número, habitualmente en 1.00, se acelera la acción, dando click a la izquierda del número, se decrece la velocidad. Con el piloto automático activado, no se puede pasar de 4.00. A su vez, si uno está sobrevolando alguna área interesante, es posible bajarlo hasta 0.25. Abajo del instrumento de aguja está la hora y debajo de este otro instrumento del simulador que es el factor de zoom. Viene bien cuando se quiere mirar algo más de cerca, es como si uno usara largavistas. Al igual que la velocidad de simulación y todos los indicadores ajustables del tablero, haciendo click a la derecha del número, crece, a la izquierda decrece.

Arriba del RMI está el indicador de velocidad. La aguja señala nudos, o sea millas naúticas por hora. La información de este instrumento se muestra en otros lugares, pero es importante notar la flecha roja y blanca que apunta hacia la izquierda. Esa es la velocidad máxima. Cuando se supera esa velocidad, aparece la alarma 'Overspeed'. En ocasiones, tras el despegue, donde se necesita toda la potencia, uno se olvida de bajar el acelerador, y se pasa de la velocidad máxima. Para un vuelo de crucero mantener los motores entre 60% y 68% de la potencia nominal es aceptable.

Arriba del HSI está el horizonte artificial. Su uso es bastante obvio, basta aclarar que los números en la escala deslizante de la izquierda muestran la velocidad, y la escala de la derecha la altura. Los números en los recuadros son como una lupa sobre la escala deslizante que muestra el valor con precisión. El número abajo, habitualmente 29.91 indica la presión atmosférica en pulgadas de mercurio. Dado que el altímetro es un barómetro calibrado en altura, es importante saber la presión atmosférica en los lugares por donde se pasa. Si hay baja presión, el altímetro podría llegar a indicar varios cientos de pies de más, o sea, es muy fácil estrellarse. Si se quiere ver el efecto de la presión en la lectura de altitud, se puede ajustar la presión mediante la perilla abajo a la izquierda del altímetro y así ver como diferentes presiones muestran distintas alturas. Una baja presión de esas que anuncian grandes tormentas dan una lectura de 100 metros de diferencia, suficiente como para convertir una pista en canal de riego.

El número arriba a la izquierda (con una letra M, es la velocidad expresada en número Mach. Se la puede ver igualmente en el velocímetro). El número arriba a la derecha, 1013 seguido de las letras MB es la presión en milibares, que se corresponde a 29.91 pulgadas de mercurio, y es la presión atmosférica normal.

A la derecha del horizonte artificial está el altímetro y debajo de él el variómetro. Volaremos muy por debajo de la altitud de crucero normal, dado que si subieramos tanto, no veríamos nada.

A la derecha del variómetro, con ocho diales en color verde, dispuestos en dos columnas de 4, están varios indicadores de los motores, una columna correspoonde a cada motor. En único que nos preocupa es el par superior, que indica la potencia de los motores en porcentaje de su potencia máxima. Para el despegue, con acelerador al máximo, pasa por encima del 100%. Habitualmente, en vuelo horizontal puede llevarse a 69% sin excederse en velocidad. En crucero, 60% a 65% es aceptable.

No nos preocuparemos de los instrumentos de más a la derecha, pero si del pequeño panel lleno de números, arriba de los indicadores de los motores. Este tablero controla el piloto automático. Este será el que nos lleve de un lugar a otro.

En el 'techo' de la cabina, por encima del escenario hay un pequeño panel. No usaremos ninguno de sus interruptores, por lo que puede sacarse de en medio. Tomando el tablerito con el ratón, de cualquier lugar que no tenga controles, es posible desplazarlo a cualquier posición. (Esto es cierto para todos los tableros, y es muy práctico en el tablero del helicóptero, que ocupa demasiado espacio; se lo puede mover hasta dejar apenas el altímetro, horizonte artificial y velocímetro a al vista)

Tenemos vistas en detalle de algunos instrumentos