Instrumentos de los motores

Los únicos de los que nos preocuparemos son el par de diales superiores que en este caso muestran el valor 025. Estos indican la potencia del motor en porcentaje de la nominal. Le llaman N1. Para el despegue la llevaremos al máximo, en crucero la bajaremos a 60% a 65%. Al descender, el avión gana velocidad y si se está cerca del tope, es posible que aparezca la alarma de 'overspeed'. En ese caso será necesario bajar el acelerador. Nótese que los motores de reacción son muy lentos en el tiempo de respuesta. Así pues, paciencia.

Es importante acordarse de volver a dar potencia a los motores si se la hubiera disminuido por causa de un exceso de velocidad. Es habitual tener que bajar la potencia al descender, para no ganar mucha velocidad, pero al nivelar, esta velocidad se perderá y si uno se olvida de volver a dar potencia, el avión seguirá bajando hasta estrellarse.